Con mucho sufrimiento y con mucho esfuerzo la selección española llega por segunda vez consecutiva a la final de los Juegos Olímpicos y nos enfrentamos nuevamente al mejor equipo de atletas que tiene el baloncesto actual. Nuestros jugadores son mejores baloncestistas que los norteamericanos. Pero ellos son un prodigio de fuerza, agilidad y coordinación contra el que no se puede competir con sus mismas armas. Nuestra victoria depende de saber explotar todas nuestras cualidades y virtudes y algunas claves imprescindibles son:

1. Control de pérdidas de balón: ante un equipo tan atlético y fuerte debemos minimizar nuestros fallos en los pases, de lo contrario nos machacarían al contragolpe. USA es el equipo líder en robos de balón y consiguen casi 30 puntos de esta manera.

2. Juego interior: en el amistoso de este verano demostramos en los dos primeros cuartos nuestra superioridad en el juego interior y en la pintura. Tyson Chandler no puede frenar a Pau y Marc Gasol e Ibaka. Importante este último; en un partido ante un equipo tan físico es cuando más lo necesitamos. En la final europea del año pasado ante Francia rindió cuándo mas se esperaba de él.

3. Acierto en el tiro exterior: Será una virtud importante por sí misma y porque obligaría a la defensa de USA a no realizar muchos 2 contra 1 a nuestros pivots, especialmente Pau Gasol, muy vigilado en los dos últimos partidos. En este aspecto Rudy FernándezJuan Carlos Navarro tendrán un papel especial. Seguro que cumplirá. En Pekín hace 4 años su mejor partido fue precisamente la final, donde llegaba también arrastrando problemas físicos.

4. Máxima concentración: en todos los partido disputados hasta ahora Usa siempre ha tenido un momento de rachas en el que ha metido varios triples seguidos pero a continuación no ha metido ninguno. No hay que deseperar cuando anoten y esperar nuestro momento. La transición defensiva debe ser rápida ante jugadores como Lebron James, Kobe Bryant y Kevin Durant.

5. Defensa: Máxima prioridad. Ante un equipo con evidente superioridad física deberemos defender en zona en bastantes momentos del partido. No sabemos que variantes habrá ensayado Scariolo para este partido pero una zona mixta como ante Francia contra Tony Parker no sería una mala opción en momentos puntuales, especialmente contra Kevin Durant, el mejor tirador de ellos.

Felipe Reyes, Pau Gasol, Juan Carlos Navarro.  La primera vez que los disfruté jugando a baloncesto fue en el Mundial junior de 1999 en Portugal donde ganaron el título ante USA en la final. Dirigiendo el equipo Raúl López, el base español con el que más he disfrutado pero lastrado por dos lesiones seguidas de ligamentos durísimas.  Juan Carlos Calderón estaba ausente por lesión.  Luego vinieron los éxitos con la absoluta. Empezando en 2001 en el Europeo de Turquía donde nos robaron en Semifinales ante el anfritrión y no llegamos a la final pero ganamos el bronce. Si llegamos a la final en 2003 ante Lituania donde perdimos. En 2005, sin Pau Gasol, también llegamos a semifinales, donde Dirk Nowitzki nos eliminó con un triple desde la esquina en el último segundo. En 2006 vino el oro mundial ante Grecia con Pau lesionado en la final. Una muestra de juego colectivo en todo el campeonato, de principio a fin de partido con jugadores como Berni Rodríguez, Alex Mumbrú, Jorge Garbajosa, el capitán Carlos Jiménez, Carlos Cabezas, Sergio Rodríguez y la primera aparición de Marc Gasol, decisivo en la final.

En 2007, gran juego nuevamente pero perdimos en la final ante Rusia con el último tiro de Pau Gasol. Un jarro de agua fría del que se levantó con gallardía. En 2009 ganamos, por fin, el oro europeo. Con un inicio desastroso de campeonato que estuvo a punto de eliminarlos en la primera fase. Nuevamente, con un equipo disminuido por las lesiones. Al llegar a cuartos, exhibición tras exhibición. Paliza a Francia por 20 puntos, entre ellos el miserable Batum, en cuartos. Paliza a Grecia por 20 en semifinales y por 20 a Serbia en la final. Solo la URSS y Yugoslavia mostraron alguna vez tanta superioridad en algún Europeo. Repetimos título en 2011, ganando la final ante Francia, de nuevo entre ellos con el miserable Batum, con neta superioridad.

Probablemente sea la última ocasión en que tengamos la oportunidad de tener juntos en la selección a la parte principal de este grupo de jugadores. Salvo el Mundial de 2014 en España no creo que haya otra oportunidad, y no es segura. La edad no perdona, la acumulación de años al máximo nivel y las lesiones nos privarán pronto de verles jugar en lo más alto, aunque me gustaría mucho equivocarme.

Solo les falta el oro olímpico y este es un grupo ganador. Lo único que puedo decirles es: Muchas Gracias por hacerme disfrutar todos estos años viendo como jugáis y comportáis dentro y fuera de la pista. Con vuestro juego  y también con las ganas, espíritu y coraje. Por la mañana, por la tarde, por la noche y de madrugada. MUCHAS GRACIAS, GENERACIÓN DE ORO.

Anuncios