Entre la multitud de reacciones que han tenido lugar desde la condena de Lance Armstrong por su trama de dopaje y ocultamiento del mismo destacan las palabras y manifestaciones de apoyo recibidas por destacados exponentes del ciclismo español y, sobre todo, por parte de Alberto Contador. A diferencia del ciclismo anglosajón, con Bradley Wiggins y Mark Cavendish a la cabeza criticando duramente sus actuaciones pasadas y presentes, ilustres representantes de nuestro ciclismo lo defienden, en mayor o menor medida. ¿ A qué se debe este apoyo?.

Uno de sus defensores ha sido Manolo Sáiz. Ha criticado que se ha tenido mucho tiempo para tener pruebas físicas y no se habían obtenido y que Armstrong es un ejemplo en la lucha contra el cáncer. Fue Director del equipo ONCE. Entre sus corredores estuvo Johan Bruyneel del cual consta en el informe de la USADA que copiaron muchos de los métodos y medicamentos que utilizaron posteriormente.  Más tarde, fue director de equipo Liberty Seguros dónde fue detenido y está a la espera de juicio por la Operación Puerto. En el momento de su detención llevaba encima 60.000 euros en efectivo y sustancias dopantes para sus corredores. En Octubre de 2005 Roberto Heras dió positivo en la Vuelta España perteneciendo al equipo Liberty. Heras provenía del equipo de Armstrong, US Postal, dónde le ayudó a ganar dos Tours.

Anteriomente Heras perteneció al equipo Kelme. Su director Vicente Belda también será juzgado por la Operación Puerto. Y siempre, detrás de ellos, la sombra de Eufemiano Fuentes, célebre doctor de equipos ciclistas y también imputado.

Alejandro Valverde es otro de sus defensores. Ha declarado que para él los triunfos de Armstrong son suyos porque se los ha ganado con sus piernas. Valverde fue sancionado con dos años porque el Comite Olímpico Italiano probó que una de las muestras de sangre que intervino la Guardia Civil en la Operación Puerto era suya. En el pasado, perteneció al Kelme. Don Miguel Indurain ha sido un poco más comedido en su apoyo. Para él, Armstrong ha cumplido con las normas porque no ha dado positivo.

Por último, Alberto Contador. El mal entendido patrioterismo nos puede llevar a defender a un compatriota en cualquier circunstancia, ya sea inocente o culpable. No creo que deba ser así. Si un relevante español, deportista o no,  es sospechoso, tiene todo el derecho del mundo a defenderse, incluso con mentiras. Pero sigamos la cadena de los hechos. Su debut profesional se produjo en 2003 en el Equipo Once. Tras una grave lesión cerebral congénita, regresó a la competición en 2005 con el equipo Liberty. En ambos dirigido por Manuel Sáiz. Luego pasó al equipo Astana, sucesor del Liberty de ahí ya a la órbita de Armstrong y Bruyneel, primero en Discovery Channel y luego en Astana donde la USADA pone de manifiesto que se llevó a cabo la mayor trama de dopaje organizada en el ciclismo, empezando en 1999 con los triunfos de Armstrong. Actualmente milita en el equipo Saxo Bank cuyo director, Bjarne Riis reonoció haberse dopado en el Tour de 1996 que acabó ganando. ¿ Muestras de culpabilidad?. No. ¿ Indicios de culpabilidad?. Para mi, si. Si durante toda tu carrera has pertenecido a equipos manchados por la sombra del dopaje, si has dado positivo por una sustancia que no produce el cuerpo humano, clembuterol, que puede enmascarar otras sustancias prohibidas, la duda siempre estará ahi, persiguiéndote y acechando.

En su memorable libro Pedaladas en la Oscuridad, el ciclista David Milar cuenta como acabó en el mundo del dopaje y que el día que lo detuvieron dió gracias porque supuso una liberación para él salir de ese mundo reconociendo sus errores. Parece increíble que unos casi recién llegados al mundo del ciclismo, anglosajones para más señas, nos den una lección en el modo de comportarse y asumir sus culpas. Esperemos que cunda el ejemplo.

Anuncios