El próximo sábado 12 de Enero se celebrará en Bilbao una marcha a favor de los presos de ETA convocada por Herrira, plataforma de apoyo a los presos etarras. El fin de esta marcha es acabar con la dispersión de los presos y conseguir la liberación de enfermos graves.  A lo largo de todos estos años se han producido multitud de manifestaciones de apoyo a los terroristas. Nada nuevo entonces. Pero desde la tregua permanente de ETA, pero sin entrega de armas, sí se ha podido constatar cómo algunos colectivos y personas se han quitado la careta en su apoyo a las reivindicaciones de ETA o mantienne su apoyo pero de una forma más clara, ya sea de forma indirecta o directa.

Entre los apoyos permanentes a los postulados de ETA tenemos una parte significativa del clero vasco. En sus inicios ETA tuvo el apoyo de ciertos grupos de base cristianos derivados de un espíritu de romanticismo mal entendido y al empuje del Concilio Vaticano II. Actualmente, ese apoyo ha disminuido, hay muy pocos sacerdotes jóvenes cercanos a ETA. Su principal apoyo lo tienen en curas veteranos, alrededor de 70 años y alguna plataforma como Eliza Herrian, cuyo objetivo es una Iglesia Vasca independiente. Entre los nombres destacan Pello Zabala,  franciscano y firmante de un manifiesto a favor de esta manifestación,  y Paulo Aguirrebalzategi, en la cabeza de la manifestación de apoyo al etarra liberado Bolinaga, que sigue muy vivo y fuera de la cárcel. El mensaje de No Matarás parece no tener mucha fuerza para ellos.

En esta próxima manifestación también encontramos apoyos muy curiosos entre personas ligadas tradicionalmente a la izquierda y el nacionalismo. Si bien no sorprende la adhesión y apoyo a las demandas etarras del actor Guillermo Toledo, si es novedosa la firma de Pilar Bardem. Otro abajofirmante habitual es Federico Mayor Zaragoza, que ha pasado de ser el rector más joven del franquismo a firmar manifiestos en favor de los presos etarras, transitando antes por un puesto de ministro con UCD y pedir el voto para el PSOE en 2011,  toda una pirueta ideológica. Músicos como Kepa Junkera y Fermín Muguruza, acompañante de Manu Chao en numerosas ocasiones. Futbolistas como Eñaut Zubikarai, Real Sociedad, cuyo padre fue condenado por el asesinato de dos guardias civiles en los años 80 y Mikel Labaka, Rayo Vallecano. Escritoras como Karmele Jaio y músicos como Luis Llach también firman el manifiesto. Por último varios nombres importantes de la política: Javier Madrazo, exconsejero del Gobierno Vasco por Izquierda Unida y Juan Manuel Sánchez Gordillo, el asalta supermercados andaluz de Izquierda Unida. Tampoco es nuevo este apoyo pero si el descaro, fuera caretas. En el ámbito nacionalista fuera del País Vasco tambien tienen un importante apoyo. Oriol Junqueras, lider de ERC y apoyo del Gobierno de Artur Mas firma el manifiesto junto con otros compañeros de ERC como Joan Tardá, así como Carles Campuzano, diputado de Ciu en el Congreso, los 3 diputados de las CUP, con David Fernández al frente, en el Parlamento catalán y el exvicepresidente de la Generalitat y negociador de la tregua con ETA en Cataluña Carod Rovira.

Durante la Guerra Civil existió el llamado eje Barcelona- Bilbao representado por Aguirre, PNV, y Companys, ERC. En la actualidad se ha sustituido por un doble eje transversal. Por un lado, el PNV sigue siendo la principal fuerza nacionalista en el País Vasco pero en Cataluña ERC ha sido desplazada por Ciu, desde la Transición hasta ahora, nacionalismo de derechas representante de la burguesía nacionalista. Ambos partidos han actuado como bisagra de los distintos gobiernos nacionales en los momentos en los que no hay mayoría absoluta con una estrategia a largo plazo consistente en acaparar poder y competencias gradualmente. Por otro lado ERC y Batasuna/ETA han jugado un papel maximalista en la búsqueda de sus objetivos. ETA/Batasuna recurriendo directamente al terrorismo y compatibilizándolo con la asunción de poder institucional, principalmente en el ámbito municipal. Lejos queda ya el momento de la Ley de Partidos por el que desaparecieron de las instituciones. El fin de ERC es sustituir a Ciu como actor principal de poder en Cataluña, papel con el que empezaron al pactar con el PSC e Iniciativa en el famoso tripartito.

Tradicionalmente se decía que el nacionalismo se curaba viajando. Pero esta generación de políticos nacionalistas ha viajado muchísimo, aunque quizá no tanto como Duran i LLeida, Presidente de la Comisión de Exteriores del Congreso del Reino de España,  del cual quiere separarse.

Después de años de asesinatos, coches bomba, secuestros y extorsiones el mito de ETA en parte importante del País Vasco sigue totalmente vigente lo que les hace contar con un poder institucional nunca disfrutado anteriormente. Lo más preocupante es el apoyo que siguen cosechando en una parte de la izquierda antisistema fuera del País Vasco. ETA nació bajo la dictadura de Franco y su meta es un País Vasco independiente, separado del resto de España y socialista. ¿ Compañeros de viaje mal disimulados?.

Anuncios