Durante estos próximos dias y semanas asistiremos a un gran espectáculo derivado de la muerte de Hugo Chávez. Digo gran espectáculo porque es lo que a él le hubiera gustado dado su apego por la mercadotecnia y marketing político con sus intervenciones televisadas y presencia constante en los medios de comunicación. Asistiremos a gran cantidad de reacciones de pena y lástima, a la actuación de algunas plañideras y también comentarios a favor de su gestión. Hoy vamos a centrarnos en estos últimos, especialmente en los amigos españoles de Hugo Chávez.

– José Luis Centella. Secretario General del Partido Comunista de España. Todo lo que decimos de él se hace extensible a su organización. En una emotiva carta dirigida a Nicolás Maduro ensalza el régimen chavista destacando sus logros, criticando como lacayos del capital y el imperialismo a los que le critican. Resulta chocante ver como un heredero y admirador de la URSS critica el imperialismo. Si es que el marxismo hace mucho tiempo que no es lo que era. También destaca Centella en su carta que Chávez es un ejemplo para todos los que luchan por la justicia y la libertad. Lo de justicia es muy gracioso porque lo dice un dirigente de una coalición que lleva casi 10 años sin abonar las cuotas de la Seguridad Social de parte de su plantilla con una deuda de 10 millones de euros y otro millón de euros por impuestos sin pagar.

Su hermano, el gran intelectual Enrique Centella,  exconcejal en el Ayuntamiento de Córdoba, fue nombrado director de la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional dentro del marco de los acuerdos PSOE-IU en la Junta de Andalucía. No es el único caso dentro de la coalición, tenemos también a la hija de Willy Meyer y un largo etctera, pero no deja de ser un comportamiento hipócrita. Pero su postura es lógica, si toda su vida ha sido admirador de la dictadura castrista cubana lo normal es que sea admirador de Chávez. Gaspar Llamazares es otro de los grandes admiradores de Hugo Chávez dentro de su partido. Pero no hay que ser muy cruel con él. Hizo bueno a Francisco Frutos y eso es ya bastante castigo.

– Arnaldo Otegi. Miembro y dirigente de ETA-Batasuna. Proclamó tras su muerte que todos los revolucionarios del mundo pierden a Chávez. Él y su organización desde luego que pierden mucho. Una constante de ETA a lo largo de su trayectoria ha sido el vínculo con grupos terroristas y guerrillas sudamericanas. Chávez y Venezuela se conviertieron en punto de apoyo para fugados vascos a los que proporcionaron seguridad, apoyo económico y en algunos casos puestos en organismo públicos, como el caso de Arturo Cubillas. Venezuela también sirivió de campo de prueba en el adiestramiento de las FARC colombianas por ETA. Askapena, una organización integrada en ETA y el Movimiento Nacional de Liberación Vasco( MLNV), ha enviado a cientos de sus miembros desde que gobierna Chávez a Venezuela invitados por asociaciones del régimen en un claro movimiento para estrechar lazos.

Así podríamos seguir con bastantes ejemplos. Desde organizaciones sindicales como CCOO a partidos como IU, Batasuna, BNG, ERC a grupos de actores como Carlos y Javier Bardem, Guillermo Toledo que se manifiestan contra la Guerra de Irak pero que no protestan cuándo Venezuela da cobijo e infraestructuras a miembros de ETA, se alía con dictaduras como Cuba, Venezuela e Irán o se dedica a restringir los derechos y libertades de los venezolanos. Tampoco faltan los tontos útiles internacionales como Sean Penn y Oliver Stone, la progresía de Hollywood.

Entre los amigos y aliados internacionales de Chávez un par de ejemplos. Dejando de lado a Fidel Castro y Cuba, que más que aliados se trata de un guía y padre espiritual, y Latinoamérica.

Irán: un claro ejemplo de la hipocresía con la que se juzga al régimen chavista. Supuesto adalid del progresismo y de la libertad, Hugo Chávez no dudó ni un momento en aliarse con unos de los regímenes más reaccionarios que existen en el mundo y financiador de grupos terroristas como Hamás en Palestina. Mientras Occidente empezaba a aplicar sanciones a Irán por su programa nuclear ofensivo, Venezuela exportaba una gran cantidad de gasolina diaria a los ayatolás para romper el embargo internacional. Un país dónde no existen las libertades más básicas, dónde las mujeres son tratadas como ciudadanas de tercera, en el mejor de los casos, pero dónde nuestros progresistas no asistirán a ninguna manifestación de condena contra ellos. ¿ Por qué?. Pues porque tienen un enemigo común, Estados Unidos y el capitalismo en general. Pero claro, el capitalismo de los demás. El suyo que no lo toquen.

Bashar el Asad y Gadafi: representantes de dos longevas dictaduras. Gadafi en Libia ya murió pero dejó un largo historial de apoyo  y promoción del terrorrismo internacional y del que Chávez se declaró hermano. Asad en Siria continúa la dictadura de su padre Hafez y su final empieza a parecerse al de Gadafi. Proclamó que Venezuela y Siria se enfrentaban al mismo enemigo: el imperalismo. Dos dictaduras brutales, centradas en el aniquilamiento de los enemigos y que basaban su poder en toda clase de torturas eran dos de sus principales aliados exteriores. ¿ Dónde está la libertad que persiguen admiradores como Centella?.

Respecto a los logros económicos y sociales de Chávez en Venezuela y que tanta admiración despiertan entres sus seguidores solamente destacar varios apuntes.

Corrupción política: en el índice de Transparencia Internacional de 2012, Venezuela se sitúa en el puesto 165 a la altura de Corea del Norte, Sudán, Irak y Afganistán. Países todos con un elevado grado de libertad como bien sabemos.

Ausencia de Estado de Derecho: la inseguridad jurídica es enorme situándose en el puesto 128 de 130 de países analizados solo superado por Libia, antigüo aliado del régimen chavista.

Violencia: desde el ascenso al poder de Chávez en 1998 la criminalidad  se ha disparado en Venezuela aumentando los homicidios en un 330% y es la segunda más alta del mundo sólo superada por la de Honduras.

Autoritarismo: desde su llegada al poder Chávez tuvo un claro objetivo: el control paulatino del poder político, económico y social. Concentración de poder eliminando la separación entre los diversos poderes, control de los medios de comunicación públicos y privados. Cuándo llegó al poder sólo había una televisión estatal, ahora hay siete. Eliminación de licencias de radio para los canales privados que no se sometan a sus deseos.

– Limitación de los derechos individuales más básicos y rechazo a los organismos internacionales defensores de los derechos humanos.

Inflación entre el 25 y 30% y menor desarrollo económico que otros países sudamericanos como Colombia, Perú y Chile a pesar de no contar con el recurso estratégico del petróleo. Expropiaciones masivas y nacionalizaciones de empresas que provocan una mayor ineficiencia en la economía nacional e inseguridad jurídica que ahuyenta la llegada de capital extranjero.

Pero de esto no dicen nada sus aliados y admiradores. Ejercicio de hipocresía clásico. Si le gusta Chávez solo haga un rápido repaso a varios de sus seguidores, de su curruclum y de sus logros obtenidos a lo largo de estos años. Solamente pasando de la retórica de las palabras de sus admiradores a los hechos podremos ver claramente cuál es el legado del régimen de Hugo Chávez.

Anuncios