En el dia de ayer dimitió de su puesto de Director General de la Radio Televisión Pública de Andalucía Pablo Carrasco. Una dimisión no esperada en una época de incertidumbre en una cadena que depende financieramente, principalmente, de la inversión del Gobierno de la Junta de Andalucía presidida por José Antonio Griñán. Canal Sur es una empresa mastodóntica, 1600 empleados, que en su andadura no ha hecho nada por mejorar la imagen tópica de los andaluces, con una clara intromisión del poder político del PSOE andaluz llevada al extremo de que un portavoz del Gobierno andaluz, Rafael Camacho, fue Director General y con una dosis de manipulación bastante elevada.

La principal causa de su dimisión hay que buscarla en el ajuste presupuestario que la Junta está obligada a realizar les guste reconocerlo o no derivada de la mala gestión de la organización desde hace muchos años.  Un ajuste que supuso el cierre de la segunda emisora, Canal 2. Una organización jerárquica dependiente de la Consejería de Presidencia controlada durante muchos años por Gaspar Zarrías, el auténtico poder en la sombra durante el mandato de Manuel Chaves. La evolución del salario de Pablo Carrasco como director general nos indica la perversión del funcionamiento de las cadenas autonómicas en nuestro país: en Mayo de 2009 cobraba 139.000 euros, en Julio de 2012 cobraba 120.000 y actualmente se ha reducido a 78.500 euros. En su época de esplendor llegaba a cobrar casi un 60% más que el Presidente de la Junta. Eso sí, aquí no se han visto manifestaciones de ciudadanos indignados ni cercar sedes para protestar por estos sueldos astronómicos que si son escanadalosos de por sí en un ente público más aún lo son en el contexto actual. Solamente las cuentas de 2011 deberían causar sonrojo. El año se cerró con un déficit de 8,5 millones de euros y la aoportación de la Junta fue de 172 millones de euros. Es decir, un déficit real de 181 millones de euros. Esto unido a la caída de audiencia de casi un 40% en los últimos 3 años y la menor inversión publicitaria dejan una situación muy difícil. Un verdadero agujero negro.

A diferencia de Telemadrid o la televisión valenciana, en Canal Sur aún no se ha aprobado ningún ERE para reducir la plantilla. Esta diferencia radica en que Canal Sur es un pilar estratégico para el PSOE andaluz y uno de los principales sostenes de su gestión. Mientras en Madrid y Valencia el sueño futuro es privatizar las televisiones autonómicas o al menos privatizar su gestión, en Canal Sur lo que se ha privatizado desde hace tiempo es el contenido. Unas cuantas productoras afines al Gobierno andaluz, las denominadas Pata Negra, gestionan la mayoría del contenido del canal garantizando el control de la información y suponiendo una fuente de ingresos muy importantes para destacadas personas. De los primeros directivos de Canal Sur, la mayoría acabaron fundando una productora porque vieron que era ahí dónde estaba realmente el negocio. El mismo Pablo Carrasco tuvo como anterior trabajo el de director general de la productora ZZJ y por suspuesto esta productora trabaja mucho con Canal Sur, no merece mayores comentarios. Ejemplos los hay muy numerosos a lo largo de estos años:

– La filial andaluza de Mediapro, Mediasur, estaba dirigida por Francisco Romacho, exdirectivo de Canal Sur y también Jefe de Informativos y ha tenido numerosos encargos a lo largo de estos años, Abrapalabra por ejemplo( Sí, el nombre lo indica todo). Esta productora también ha trabajado en Giralda TV, la cadena municipal del Ayuntamiento de Sevilla durante el mandato de Alfredo Monteseirín que tuvo que cerrar con enormes pérdidas.

Rogelio Delgado. Consejero Delegado de Teyso Media, una importante empresa audivisual andaluza. Destacado socialista y productor ejecutivo y guionista del bodrio La Banda en la Isla de la magia, película supuestamente de aventuras infantiles y la primera de este género en Andalucía. Tal era el negocio que lo expandieron a la TV autonómica de Extremadura. Anteriormente fue Director de Comunicación del Ayuntamiento del Sevilla con el PSOE entre 1984 y 1988.

Joaquín Durán: auténtico capitoste de Canal Sur . Entres su cargos ha sido Director de Antena y Director de Canal Sur radio. Esta posición le ha valido para que la productora de la que su sobrino es administrador único, Atrium Digital, haya conseguido importantes beneficios derivados de las contrataciones que son responsabilidad de su tio. En concreto programas como Mira la Vida.

Francisco Cervantes.  Director de Canal Sur Televisión en 1988 y 1989. Propietario de productoras como Productora Cinematográfica Veintinueve y PC 29 Televisión y que al salir de la dirección de Canal Sur ha facturado numerosos contratos a su antigüa casa. Solamente entre 1999 y 2004 13 millones de euros.

Escándalos de este tipo son bastante numerosos y en este enlace se pueden observar otros mucho más jugosos y comprender mejor como funciona Canal Sur y el negocio que muchas personas están haciendo con ella y contra nosotros.

Pablo Carrasco ha recomendado que sea sustituido por Joaquín Durán. En una Andalucía dónde por el escándalo de los ERES no se ha manifestado ni Dios y donde otra muchísima gente mira hacia otro lado ante los escándalos después nos quejaremos pero la culpa es nuestra. Desde el inicio de la autonomía siempre hemos estado gobernados por el mismo partido y hemos crecido y mejorado menos que el resto de España. Solo por eso deberíamos dejarnos de mirarnos el ombligo y reaccionar. Pero claro, en estos momentos con el bipartito PSOE- IU y con la admiración de este último por Hugo Chávez y su pretensión de parecernos a él pues el futuro no pinta demasiado bien.

Anuncios