Contaba Mikel Buesa en la COPE hace algún tiempo que mientras era miembro de UPYD acudió al BBVA a pedir una financiación de 30.000 euros para el partido. Le recibió José Ignacio Goirigolzarri, consejero delegado, y le dijo que no, que no podía prestarle ese dinero el banco. No le abrió el grifo. A continuación fue a CajaMadrid dónde fue recibido por el Presidente. Le dijo que 30.000 no, que le iba a conceder 100.000 euros. Quién le ofreció esta cantidad era Miguel Blesa, encarcelado esta semana por su gestión aberrante de la entidad, según el auto del juez Elpidio José Silva Pacheco, un juez bastante singular. De esta manera han actuado nuestras Cajas de Ahorros a lo largo de estos años, totalmente alejadas de una gestión profesional y seria. Sin juzgar su culpabilidad o inocencia en este caso concreto , sobre todo por la actuación de un juez que ofrece bastante poca confianza por su trayectoria, lo que sí me parece denunciable es la culpabilidad de toda la arquitectura de un sistema, las Cajas de Ahorros, cuya gestión lamentable por parte de gestores y políticos de turno ha llevado a la gran mayoría a la quiebra.

Miguel Blesa accedió a la Presidencia de CajaMadrid en 1996 al amparo de la victoria en las Elecciones de José María Aznar , gracias al apoyo inicial de CCOO y sustituyendo al anterior Presidente, Jaime Tercieiro. Con el paso del tiempo Blesa es capaz de tejer una importante red de apoyos durante su Presidencia y que engloba a todos los sectores presentes en la entidad: PP, PSOE, Empresarios, UGT e Izquierda Unida. Sin excepción. Con Miguel Blesa se ha encarcelado no solo a él sino a toda la política desarrollada a lo largo de todos estos años de democracia relativa a las Cajas de Ahorros. Se pagan ahora los años de excesos de enchufismo, pésimos gestores e inversiones desastrosas por unos equipos directivos que no estaban minimamente cualificados ni tenían la formación necesaria para el cargo que desempeñaban. Los que reclaman, con gran error por su parte, una Banca Pública deben recordar que ya la hemos padecido en España con las Cajas de Ahorros: un cementerio de elefantes para políticos, exministros, amiguetes, sindicalistas y empresarios varios con los que llevarse bien a un nada módico precio. Pero por la cárcel solo ha pasado Blesa. Los demás, de rositas.

En el caso específico de CajaMadrid la clave de su detención se encuentra en la operación de compra del City National Bank of Florida (CNFB) en Abril de 2008. La compra se realizó en dos fases por un importe aproximado de 745 millones de euros. El Banco Sabadell y el Banco Popular adquirieron dos entidades financieras también en la ciudad de Miami a un precio mucho inferior en esos mismo años. La decisión de compra fue aprobada en el Consejo de CajaMadrid por unanimidad pero sin apenas aportar información, lo cual no era nada extraño en el funcionamiento de la entidad. Una gestión presidencialista pero que no libera a los restantes miembros del Consejo de su responsabilidad, ya sea por acción u omisión. Lo justo sería que se imputara al Consejo de Administración entero como responsables de administración desleal. Vamos a repasar quienes eran los miembros del Consejo de CajaMadrid que aprobaron por unanimidad la compra del CNFB:

– Elegidos por el Partido Popular: Miguel Blesa, Ricardo Romero de Tejada: secretario general del PP madrileño, hombre confianza de Rodrigo Rato. Estanislao Rodríguez Ponga: exsecretario de Estado de Hacienda entre 2001 y 2004 sustituyendo a Gómez Reyna por su relación en el caso Gescartera. Mercedes de la Merced: exprimera teniente de alcalde del Ayuntamiento de Madrid y recientemente fallecida. Jesús Pedroche: expresidente del Parlamento autonómico de la Comunidad de Madrid entre 1999 y 2003. Antes fue miembro del Consejo de Telemadrid. José Manuel Fernández Norniella: exsecretario de Estado de Comercio entre 1996 y 1998, hombre de Rodrigo Rato. También Presidente del Consejo Superior de Cámaras de Comercio y vocal de RTVE en 1991. Mercedes Rojo: asesora de la Comunidad de Madrid reconociendo ella misma que no tenía la formación necesaria para el cargo. Alberto Recarte: economista y consejero de Libertad Digital, grupo liderado por Federico Jiménez Losantos.

– Elegidos por el PSOE: Ramón Espinar: primer alcalde de Leganés entre 1979 y 1983,  expresidente de la Asamblea de Madrid y consejero de Cultura de la Comunidad durante el Gobierno de Joaquín Leguina. Antonio Romero: exsecretario de Organización del PSOE madrileño. Obtuvo una cuenta de crédito por valor de 900.000 euros en 2007 y acabó expedientado por el partido posteriormente por no acatar sus órdenes. José María de la Riva: concejal en al Ayuntamiento de la capital entre 1981 y 1999. José María Arteta: alcalde de Mósotoles entre 1995 y 2003.

– Por Izquierda Unida: José Antonio Moral Santín, vicepresidente de CajaMadrid. Trayectoria singular la suya. Catedrático de Economía Aplicada, miembro del PCE y del Partido Comunista de los Pueblos de España, PCPE, partido inspirado por la URSS para oponerse a la deriva eurocomunista de Santiago Carrillo. Entró en el Consejo de CajaMadrid en 1995 como representante de Izquierda Unida de Madrid. Entre los múltiples cargos que ha ostentado y ostenta destacan: consejero de Mapfre, exPresidente del Consejo de Telemadrid, diputado en la Asamblea de Madrid varios años,  consejero de Cibeles( corporación industrial de la entidad), vocal de Altea banco y un largo sinfín de cargos. Solo en 2011, y ya convertido en Bankia, su retribución total ascendió a 526.000 euros.

– Por Comisiones Obreras, CCOO: Francisco Baquero: consejero desde 2007, secretario de Comunicación de Comfia, sector banca de CCOO, aparentemente sin estudios  y marido de María Jesús Paredes, responsable de Banca de CCOO desde 1987 y dueños de un importante patrimonio inmobiliario. Gana alrededor de 350.000 euros brutos al año. Pedro Bedia: representante de los trabajadores de COO e imposible localizar un curriculum suyo. Juan José Azcona: empleado de banca,  ha ocupado diversos puestos en CCOO: secretario de Empleo y portavoz de CCOO en el Consejo de Relaciones Laborales de la Comunidad. Rodolfo Benito: exsecretario de Orgnización del sindicato y destacado miembro del sector crítico que le llevó a disputar la secretaría general a Fidalgo en 2004. Salió ampliamente derrotado.

– Por UGT: Gonzalo Martín Pascual.

– Por la Confederación de Empresarios de Madrid: Gerardo Díaz Ferrán. ExPresidente de CEOE y actualmente en prisión por la venta fraudulenta del Grupo Marsans. Empresas y familiares de Díaz Ferrán recibieron créditos de CajaMadrid por valor de 131 millones de euros entre 2003 y 2011, la mayoría sin devolver. Así cualquiera.

Y no se trata de casos aislados. Cuándo la entidad se transformó en Bankia al unirse a otras cajas de ahorros entraron en su Consejo exministros como Virgilio Zapatero, PSOE, y Ángel Acebes, PP, así como el excalde de Castellón, Antonio Tirado, del Psoe. Lo más destacado de todas estas personas no es su capacidad o conocimientos para desempeñar la labor de consejeros de la que fue una de las entidades financieras más importantes de España. Su principal activo es la vinculación a los poderes públicos, ya sea políticos o sindicales, su obediencia a los jefes y formar parte de un entremado de intereses por el que todos ganan y nadie pierde. Nadie pierde de ellos, claro está. Los perjudicados son los ciudadanos que sufren una gestión desastrosa. Pero estos consejeros no son los únicos responsables. Todas las pésimas decisiones que se tomaron contaron con el visto bueno del Banco de España, con Miguel Ángel Fernández Ordóñez a la cabeza, el inefable MAFO. Fallan los gestores y falla quién tiene que controlar y vigilar el buen funcionamiento de las entidades financiera. ¿Dónde estaba el Banco de España con la mayoría de las Cajas quebradas?. También él debería pagar por ello. Incluso en estos momentos, muchos siguen protegiéndose. Solo hay que ver el comunicado sacado por Comfia-CCOO para criticar el encarcelamiento de Miguel Blesa. Cuando las barbas de tu vecino veas pelar…..

Anuncios