Una de las noticias más agradables de los resultados de las elecciones autonómicas de 2011 fue la derrota total de MEditariguel Ángel Revilla en la Comunidad de Cantabria. Se trata de uno de los más claros ejemplos de político populista y egocéntrico, vanidoso y pagado de sí mismo que han pasado por la política española desde la Transición. Hay que decir que a pesar de ser Presidente de la Comunidad Cántabra entre 2003 y 2011 NUNCA ha ganado las elecciones autonómicas con su Partido Regionalista de Cantabria, PRC. En 2003 su partido quedó tercero con 8 escaños, ganó el PP con 18 y el PSOE consiguió 13 escaños. En 2007, el PRC ascendió a la segunda posición con 12 escaños y el PSOE terminó tercero con 10. El PP volvió a ganar con 17 representantes pero sin mayoría absoluta. En ambos casos una coalición PSOE-PRC alcanzó el Gobierno de la Comunidad. Aquí empieza el primer error cometido con Revilla: en Cantabria nunca ha ganado las elecciones como ha intentado hacer creer al resto del país sino que ha tenido que gobernar con otros para arrebatar el Gobierno al partido más votado. Operación totalmente legítima pero que nos indica cual es su forma de actuar.

Desde que perdió el Gobierno autonómico se ha prodigado mucho, más que antes, por platós televisivos presentándose como una especie de político indignado y adalid de la transparencia con la voluntad de reformar la cosa pública y devolver el buen nombre a las autoridades políticas. Es curioso que un tipo como él que lleva más de 30 años en la vida pública se presente como banderín de enganche para revitalizar la política. Desde luego nadie lo hubiera pensado de él en sus inicios políticos como Delegado comarcal de Sindicatos del partido único y del sindicato vertical durante la dictadura de Franco. Sí, con Franco y bien vivo Franco. Un pasado que ha tratado de ocultar todo lo posible. ” Tenemos que hacer comprender al mundo que el pensamiento Joseantoniano, adecuadamente actualizado, tiene plena vigencia en el contexto actual”. Frase suya de una conferencia en Torrelavega. Posteriormente, ya en democracia, entre 1995 y 2003 fue Vicepresidente y consejero de Obras Públicas y Vivienda en un gobierno de coalición con el PP. Entre 2003 y 2011 es Presidente de la comunidad de Cantabria coaligado con el PSOE. Es decir: franquista con Franco vivo, socio del PP para gobernar y socio del PSOE y adalid de la democracia en general una vez terminada su colaboración con la dictadura. Lo que sea con tal de tener poder.

Puestos a elegir falangistas, prefiero a Dionisio Ridruejo que se enfrentó a Franco vivo y en el apogeo de su poder empezando un largo camino por la libertad. Lo mejor de todo es que en una biografía autorizada escrita por la periodista Virginia Drake dijo que en la Universidad fundó un sindicato clandestino para luchar contra la dictadura. Es como lo de correr ante los grises, que corrió toda España pero el dictador se murió en la cama. Lo destaco porque si luchaba contra la dictadura en la Universidad y luego la dictadura le recompensa con un cargo público, pues algo huele mal.         ¿ Acaso ese cargo fue en pago a servicios prestados?.

Un repaso rápido a parte de su trayectoria pública nos saca de dudas respecto a su autoproclamada fama de gobernante responsable y con sentido común. Hechos de los que no habla en sus homilías en La Sexta o Telecinco. En Telecinco entiendo que diga muchas tonterías ya que de las orgías y escándalos de Berlusconi ya sabemos que no se puede hablar en esa cadena.

REVILLA Y LAS PREFERENTES

Muere más gente por las preferentes que por los desahucios“. Ésta es la afirmación del antifranquista póstumo Revilla. Al mismo tiempo pedía que no se firmara el acuerdo propuesto por Liberbank-Caja Cantabria. Caja Cantabria, como el resto de Cajas de Ahorros, ha estado dirigida, controlada y gestionada en gran medida por los distintos Gobiernos Regionales. El resultado ya lo sabemos: quiebra en la mayoría de casos. Caja Canatabria no es una excepción.

Siendo Presidente de la Comunidad de Cantabria Revilla se emitieron 143 millones de euros de participaciones preferentes, muchas de las cuales están empezando a ser rechazadas por los Juzgados. Pero de esto no habla Revilla en sus actuaciones públicas. Como siempre, la culpa es de los demás.

– El director general de Caja Cantabria cuándo Revilla era Vicepresidente de la Comunidad dirigió la entidad bajo la Presidencia de Revilla. Entiendo que si lo ascendió era por ser hombre de su confianza.

– En 2001, mientras era Vicepresidente, Caja Cantabria hizo una emisión de preferentes desde una filial radicada en las Islas Caimán, Canatabria Capital Limited. Ahora no dice nada. Sólo quejarse de de los paraísos fiscales. Eso sí, la responsabilidad no es sólo suya. En el Consejo de Administración también estaban representados PP y PSOE que apoyaron la medida.

¿Qué hacía Miguel Ángel Revilla cuándo se tomaban estos decisiones?. Muy sencillo. Apoyarlas.

GESTIÓN DE RECURSOS Y EMPRESAS PÚBLICAS

Por mucho que se presente como gran conocedor de la economía y como gestor sensato y prudente de los recursos públicos no lo es, ni de cerca. La realidad no puede estropear sus deseos y sueños.

Cantur: Sociedad Regional Cántabra de Promoción Turística. Una entidad que ha pasado de tener 12 millones de deuda en 2003 y 32 millones de deuda en 2011. Una entidad que contaba con 280 trabajadores en 2003 y 400 en 2011. Un aumento de casi el 50%. Ese aumento de personal se explica porque la jefa de Recursos Humanos era Ana Abarca, importante militante del PRC. Como coordinador de Cantur, Antonio Estrada, otro hombre de confianza del PRC. No queda ahí la cuestión porque hay numerosos concejales el PRC contratados por Cantur. De Cayón por ejemplo Ana Obregón Abascal. Ulises Díaz, secretrario de las Juventudes del PRC, el alcalde pedáneo de Lloreda del Cayón y un largo etc. Así es normal que desaparezcan páginas de las auditorías. El enchufismo como política de personal y máximo exponente de la política clientelar practicada por Revilla. Es una táctica bien aprendida: la utilización de empresas y organismos públicos para colocar a familiares y personas afines al partido logrando tejer una red de intereses para mantener el poder. Con esta política no extraña que en Cantabria aumentaran los organismos y empresas públicas en plena crisis en lugar de reducirlos o fusionarlos.

Despilfarro de dinero público. Sin llegar al nivel del aeropuerto de Castellón, Cantabria tiene su propio fiasco aeroportuario. Cerca del límite con la provincia de Burgos se pusieron a construir un aeropuerto sin pedir los permisos necesarios y sin tener en cuenta la cercanía con un parque eólico que invadía el espacio de seguridad el futuro aeródromo. Como mucho podrá funcionar como helipuerto contra incendios. Casi dos millones de euros ha supuesto la gestión.

Trampas contables para ocultar una deuda de 200 millones de euros más de los reconocidos; empresas públicas pagando la decoración de casas de sus directivos; la gestión de Pablo Coto en el Consejo Económico y Social por su alegría a la hora de pagar comilonas con dinero público y así podríamos seguir durante largo tiempo.

Revilla hace una cosa muy bien que es aprovecharse de la ignorancia y la mala memoria de muchas personas. Su estilo populista y demagógico en sus apariciones televisivas nos presentan a un personaje honrado y preocuapdo por los problemas de la gente. Nada más lejos de la realidad. Su única preocupación es él mismo y su poder. Otro ejemplo: el Gobierno de Revilla concedió permisos para realizar extracciones de gas en la Comunidad en Marzo de 2011 y poco más de un año después, Octubre de 2012, asistía el mismo Revilla a manifestaciones en contra de esa prática. Una persona que es capaz de defender una cosa y la contraria no es de fiar. Pero va mucho a Telecinco. Tampoco podemos pedir gran cosa.

Anuncios