Si había dudas acerca de las causas del anuncio anticipado de renuncia de Griñán a las próximas elecciones a la Junta de Andalucía, han quedado sustancialmente resueltas en el dia de hoy. La imputación de la exministra y exconsejera de Hacienda, Magdalena Álvarez, de la Junta entre 1994 y 2004 en el escándalo de los ERES ha despejado muchas dudas. Durante su mandato como consejera de Hacienda se firmó el decreto con el que se creó el llamado fondo de reptiles por el cual se desviaron partidas de ayuda al empleo y prejubilaciones hacia personas afines al PSOE y se le acusa del diseño de la operación. La imputación es llamativa porque se pasa de señalar a la consjería de Empleo a la de Hacienda.. Solo hay que recordar que  antes de acceder a la Presidencia de la Junta, Griñán fue consejero de Hacienda siendo el sucesor de Álvarez en la consejería. El círculo se va estrechando. Pero el auto hoy de la juez Mercedes Alaya no se queda solamente aquí: hay más personas imputadas llegando a toda la cúpula de las consejerías de Empleo y Hacienda: viceconsejeros como José Salgueiro y Justo Mañas y secretarios generales técnicos como Antonio Estepa. La instrucción apunta sin disimulo hacia Griñán y Chaves a los cuales no puede imputar la juez Alaya sin ceder la causa al tratarse de personas aforadas. Uno de los imputados es Antonio Lozano, actual viconsejero de la sucesora in pectore de Griñán Susana Díaz, en calidad de exdirector general de Presupuesto. Antonio Lozano es un importante fontanero dentro del Gobierno actual y es el único imputado perteneciente al Gobierno actual.

La trama de los ERES aparece claramente como un todo. No fue la decisión aislada de un director general como Francisco Guerrero. Fue algo mucho más amplio como se sospechó desde el principio. Dentro de la Junta la investigación ya cuenta con imputados a los más altos niveles de las Consejerías de Empleo y Hacienda y la causa apunta hacia la Presidencia de la Junta, al menos como responsable político. Ayer con Manuel Chaves y hoy con José Antonio Griñán. O consintieron o lo ignoraban. La creación del convenio marco por el que se crea la partida conocida como fondo de resptiles fue una decisión institucional a nivel del Consejo de Gobierno contando con numerosos agentes que se beneficiaron del reparto de estos fondos: personas que nunca trabajaron en la empresa receptora de las ayudas pero que aún así se beneficiaron, exsindicalistas conseguidores como Juan Lanzas y empresas aseguradores que consiguieron importantes comisiones. Las zonas dónde se recibieron estas ayudas también son significativas: se trata de zonas con un importante apoyo electoral al PSOE andaluz radicadas fundamentalmente en zonas rurales.

La información aportada en el auto es muy valiosa. La principal causa de malversación que se pone de manifiesto es la utilización de las transferencias de financiación como expedientes de gastos de subvención excepcionales con el fin de saltarse el procedimiento administrativo establecido como así lo denunción hasta en 15 ocasiones el exinterventor general de la Junta de Andalucía, también imputado en el dia de hoy. Se trataba de crear un sistema ilegal de ayudas saltándose todos los controles internos con el fin de malversar fondos públicos destinados a las ayudas sociolaborales. Se realizaban modificaciones presupuestarias mantenidas durante muchos años con el fin de que esas ayudas fueran repartidas discrecionalmente entre las personas que se designaran, independientemente de que fueran merecedoras de la recpeción de fondos públicos. El camino final de la instrucción parece claro: la imputación de Griñán y Manuel Chaves aparece cada vez más clara en el horizonte. Y como siempre, Gaspar Zarrías sigue siendo el más listo de todos.

Mario Jiménez, uno de los principales griñaninis de Andalucía( creación del periodista Francisco Robles), ,se ha destapado denunciando que la juez Alaya realiza una causa general contra el PSOE andaluz. Casualmente, la misma explicación que algunos dirigentes del PP ofrecen para explicar su sonados escándalos de corrupción: Gurtel, Valencia y Bárcenas principalmente. Es lo que tiene gobernar 30 años de forma ininterrumpida en la Junta de Andalucía: que te crees por encima del bien y del mal y que gozas de impunidad total para hacer cualquier cosa. Ya se sabe el dicho: el poder corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente.

Magdalena Álvarez tiene el honor de ser la única ministra reprobada en democracia cuándo dirigía Fomento, protagonista de numerosas salidas de tono con un dicurso cercano al guerracivilismo en algunos casos como por ejemplo cuándo proclamó que el mejor sitio para Esperanza Aguirre era tumbada en la vía del tren o colgada de una catenaria. No, ninguna asociación feminista le reprobó sus palabras. Seguramente esperarían alguna subvención. Actualmente es Vicepresidenta del Banco Europeo de Inversiones. Otro retiro dorado parecido al de otras compañeras como Bibiana Aído, “miembra” de un organismo de la ONU. Hasta ahora siempre ha caído de pie.

Anuncios