Con solvencia y autoridad. A diferencia de los inicios de los dos últimos Eurobasket en los que fuimos campeones, 2009 y 2011, hemos iniciado este campeonato con una victoria clara y sencilla. Una defensa asfixiante y perfecta contra Croacia a las que hemos dejado en 2 de 17 en triples y solo 40 puntos. Sólo un dato. La primera canasta croata en el último cuarto llegó con 8 minutos ya jugados. Jugamos de inicio con las ideas muy claras. Dominio del rebote defensivo para salir al contraataque y en el juego posicional 5 contra 5, balones a Marc Gasol para anotar en la pintura o distribuir juego a los compañeros con sus asistencias. Además, si el entrenador rival sienta de inicio a su mejor jugador, Ante Tomic, pues mucho mejor.  Pero solo al inicio del partido fuimos capaces de correr al contraataque. 24-9 de salida para disipar dudas. Cada día se parece más a Sabonis en este aspecto. Es impagable tener a un pivot de 2.15 con esa visión de juego.

No hemos notado las ausencias de nuestros jugadores estrella: Pau Gasol, Felipe Reyes, Ibaka y Juan Carlos Navarro. Es el mejor mensaje que ha transmitido hoy la selección. Como ya destacamos anteriormente, el juego exterior sigue siendo una baza fundamental de este equipo. La baja de Navarro ha hecho dar un paso más al frente a Rudy Fernández y Sergio Llul y el dinamismo aportado en la dirección de nuestra tripleta de bases nos aporta la posibilidad de tener el ritmo adecuado para cada partido. Fiabilidad, consistencia y tiro de Calderón; la capacidad de romper defensa de Ricky Rubio con sus penetraciones y la marcha que aporta al equipo Sergio Rodríguez y su facilidad para romper partidos.

Entre los aspectos a destacar, dentro de la excelente defensa general, es la actuación de Víctor Claver. Sin suerte en ataque pero con una defensa y una capacidad para cerrar el rebote que nos debe ayudar a ganar partidos. Pero tiene que soltarse en ataque. Nos hará falta.

El papel de los debutantes ha sido discreto. Pablo Aguilar ha estado muy bien en defensa, incluidos dos tapones, pero la aportación y presencia de Xavi Rey y Germán Gabriel ha sido prácticamente testimonial. La de Gabriel era esperada por su escasa participación en los partidos de preparación. Pero no la de Xavi Rey que debe suplir y dar descanso a Marc Gasol con minutos de calidad. La dirección de Juan Antonio Orenga ha sido buena pero con un único lunar: la excesiva presencia en pista de Marc Gasol: 36 minutos. Tendría que haberle dado un poco más de descanso, sobre todo cuándo ganábamos por un margen de 15-18 puntos. Hay que prevenir su cansancio y evitar una posible lesión.

Y la imagen transmitida por Croacia ha sido una pena. Un equipo sin carácter, sin alma y sin la mala leche característica de los equipos balcánicos. Terminar el partido abucheado por tu propia afición da idea del horrible partido, por culpa de nuestros jugadores, que han jugado. Si Drazen Petrovic levantara la cabeza y viera que tienen que recurrir a un jugador nacionalizado, Draper, para jugar de base y escolta, pensaría que ése no es su país.

Esto no ha hecho más que empezar pero la dirección es buena. Mañana más contra Eslovenia. Juega en casa y nos tienen ganas.

Estadísticas del partido: http://www.eurobasket2013.org/en/default.asp?cid={221A6A0E-D8D6-4016-B84F-1CC6CF17A09F}&compID={D166E39E-2323-4863-B229-76357A926FA2}&season=2013&roundID=8722&gameID=8732-C-3-1

Anuncios