Mientras José Antonio Griñán ha tomado posesión de su acta como senador y Vicepresidente de la la Comisión de Empleo del Senado, la realidad, la dura realidad económica y social de Andalucía se impone a las declaraciones y deseos de los dirigentes socialistas del cortijo andaluz. La política de confrontación con el Gobierno de Rajoy sirve, una vez más, para ocultar los graves problemas, incumplimientos y la mala gestión del PSOE andaluz y la Junta de Andalucía. Mientras se critica, dia sí y dia también, los recortes del Gobierno central en diversas materias, se trata de ocultar y esconder la angustiosa situación en la que la mala gestión de la Junta deja a numerosos colectivos claves para el desarrollo de la formación y el empleo en la comunidad con el paro más alto de España y de Europa Occidental.

Esta semana hemos conocido la grave situación a la que se enfrentan la red de Consorcios Escuela de Formación Profesional para el Empleo, perteneciente a la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía y que está compuesta por 14 centros y proporciona empleo a 174 trabajadores. En la provincia de Córdoba afecta a la Escuela de Joyería y a la Escuela de Madera de Encinas Reales, CEMER. Las cifras de la situación escandalizan a cualquiera: los consorcios escuela aún no han recibido de la Junta la finaciación del 25% correspondiente al curso 2011/2012 ni el total de las subvenciones del curso 2012/2013. Estos retrasos provocan, entre otras cosas, la falta de pago de las nóminas de los profesores, en algunos casos 6 meses sin cobrar, así como el adeudo de los servicios de limpieza, luz, electricidad y la falta de ayudas a los alumnos que han finalizado su formación. De continuar estos impagos la única salida es el cierre de estos consorcios escuela. De momento el consejero del ramo, Luciano Alonso, solo ha tenido buenas palabras para arreglar la situación pero hechos, de momento, ninguno. Por lo menos no menciona nada de brotes verdes. No está la cosa para bromas.

Actualmente existen en Andalucía 14 Consorcios Escuela que a lo largo de su historia han formado a más de 13.000 personas con una tasa de inserción laboral del 90% y que, además, han permitido crear más de 300 empresas por parte de antigüos alumnos. Destacan sobre todo las Escuelas de Turismo. En su propia página web, la Junta de Andalucía presumía de que estas escuelas proporcionaban una formación especializada y de excelencia. Una excelencia que la misma Junta pone en peligro por el incumplimiento en los pagos a los que está obligada. Algunos de estas Escuelas destacan por su reconocimiento como centros de Referencia Nacional, como es el CEMER de Córdoba. Un centro con 20 años de andadura especializado en ofrecer formación de calidad en el sector de la madera y el mueble, con un alto grado de inserción laboral en una provincia con una elevada tasa de paro y una importante economía sumergida. Actualmente el CEMER destaca por su nivel de innovación y la internacionalización, gracias al programa de intercambio Leonardo Da Vinci que permite que cada año alrededor de 20 personas puedan realizar prácticas laborales en Europa como forma de adquirir más conocimientos y aprender otros métodos de trabajo y enriquecer su formación. Esto es lo que se va a matar debido a los impagos de la Junta.

Todo esto es lo que está en peligro. Mientras, La Junta de Andalucía sigue a lo suyo. No se paga la financiación de los Consorcios Escuela pero si que se han podido pagar todos estos años multitud de ERES irregulares a familiares y amigos que no tenían derecho a percibirlos más alla de estar vinculados, de una manera u otra, al PSOE andaluz. Sí. Esto es demagogia, y de la barata, lo que acabo de decir. Pero es lo que tenemos por aquí todos los días desde hace muchos años. Un Gobierno andaluz incapaz y mentiroso que es muy rápido a la hora de criticar, reclamar y hacer oposición al Gobierno de la nación ( así lo llaman aquí) ,pero solo cuando gobierna el Partido Popular, y que se olvida de que llevan 30 años gobernando Andalucía y a la que no han conseguido sacar de su atraso secular. Al contrario, nos hundimos cada vez más en todos los indicadores económicos con respecto a otras comunidades y no hay visos de mejorar. El debate actual en el Gobierno andaluz de coalición entre PSOE e Izquierda Unida es si subir impuestos, vaya novedad, o eliminar los empleados de la Administración paralela. Es decir, los colocados a dedo. ¿ Será Susana Díaz la que lo solucione?. Lo dudo, y espero equivocarme.

Anuncios