Después de su exilio en Washington, la caída en desgracia de Iñaki Urdangarín se acentuó con el dicurso del Rey, una Nochebuena de tantas, en el que condenó ” las conductas irregulares que no se ajustan a la legalidad o la ética“. En resumen, que la Justicia es igual para todos, aunque para unos más que para otros. Las actividades de Urdangarían le condenaron. El aprovechamiento de su condición de yerno del Rey para atraer fondos públicos para su Instituo Noos y derivarlos para gastos y enriquecimiento personal a través de Aizoon, propiedad al 50% de los Duques de Palma, presuntamente sin afán de lucro, le condenaron al ostracismo social primero, a la condición de imputado y, en un futuro previsible, al banquillo y la condena. A partir de ahí, la imputación de la Infanta Cristina era solo cuestión de tiempo. Sí. A pesar de todos los comentarios habituales acerca del doble rasero de la ley, justificado en algunos casos, era muy previsible la imputación de la hija mediana de los Reyes.

índice

La imputación de la Infanta Cristina se ha producido en el día de hoy. El Juez José Castro, nacido en Palma del Rio, ha detallado en un extenso auto las consideraciones por las que imputa a la Infanta Cristina. Son dos los delitos que le imputa el juez: delito fiscal y blanqueo de capitales. Tras una extensa investigación de la vida financiera de los Duques de Palma, el auto deja expresiones bastante concretas sobre la verdadera actividad del Instituto Noos.  Solo unas perlas: Doña Cristina “ha intervenido, de una parte lucrándose en su propio beneficio y, de otra, facilitando los medios para que lo hiciera su marido mediante la colaboración silenciosa de su 50% de su capital social, de los fondos ilícitamente ingresados en Aizoon”. Más. ” Aizoon es una empresa sin actividad cuyo único fin es servir como cauce para el reparto de los beneficios que, a pesar de su proclamación de entidad carente de lucro, obtenía ilícitamente el Instituto Noos”.

En resumen, se trataba de montar una sociedad sin ánimo de lucro, Noos, con la que atraer fondos públicos, aprovechando su posición como yerno del Rey, de diversas Comunidades Autónomas, principalmente Baleares y Valencia, con la excusa del patrocinio de eventos deportivos y derivarlos a una sociedad particular, Aizoon, con la que sostener el nivel de vida cada vez más elevado, Palacio de Pedralbes incluido, de los imputados. Entre otros detallesl juez indica que el reparto de dividendos entre los Duques era” fiscalmente opaco” y que “nunca los tributó en sus declaraciones de IRPF“.

Wikipedia

Wikipedia

Uno de los principales factores que han llevado a la imputación de la infanta Cristina hay que buscarlo en el antigüo socio y amigo de Urdangarín, Diego Torres. Fue su profesor de escuela del negocio mientras el Duque de Palma realizó su Master en ESADE y el que le abrió los ojos en una estrategia consistente en aprovechar su nombre para captar dinero público con la excusa del deporte. Solamente entre 2004 y 2007, el Instituto Noos ingresó 9 millones de euros. El distanciamiento posterior con Diego Torres fue el mayor error que cometió Iñaki Urdangarían. Eso y el dejar en el Instituto Noos todos los documentos y correos electrónicos, sobre todo los personales, que han servido de munición a Diego Torres para vengarse de su antigüo amigo tras la imputación de su esposa, Ana María Tejeiro, mientras la Infanta Cristina no era llamada a declarar ni siquiera como testigo. Una vez más, la venganza es uno de los principales motores de la existencia humana.

Hace tiempo, la Casa Real tenía dos alternativas para salvar su imagen de cara a la opinión pública. Por un lado, el divorcio de los Duques de Palma. La otra alternativa era la renuncia de la Infanta Cristina a sus derechos dinásticos aunque se tratara de una renuncia más bien simbólica ya que es la séptima en la línea de sucesión al trono. Con el avance de la historia, su negativa a desligarse de Iñaki Urdangarín y el deterioro de su imagen, y la de la Casa Real, ya solo le queda una alternativa: renunciar a sus derechos para limpiar la imagen de la Corona y no dañar más a la Casa Real.

No es un caso aislado, ni mucho menos, la imputación de un miembro de una Casa Real. Es algo habitual desgraciadamente. La declaración de la Infanta debe producirse el próximo 8 de Marzo. La única posibilidad que le queda de no tener que ir a declarar, al menos de momento, es que se desestime su imputación por parte de la Audiencia de Palma. Próximamente lo sabremos.

Anuncios