El PP gana las elecciones por 3 puntos de diferencia. PP y PSOE no llegan juntos al 50% de los votos. Podemos se convierte en 4ª fuerza política y ERC gana por primera vez desde la II República en Cataluña unas elecciones. Éstos serían los principales titulares de las Elecciones Europeas del 25 de Mayo. Una debacle del voto bipartidista y la irrupción con 5 eurodiputados y el 7,99% de los votos de Podemos y Pablo Iglesias. Unos votos que ninguna encuesta ha sabido detectar. Podemos se constituyó en Marzo de 2014 pero con vistas a las próximas elecciones generales tomando las europeas como un banco de pruebas. Pablo Iglesias ha sabido captar mejor que nadie el estado de ánimo de muchos votantes y les ha dado lo que ellos pedían: caña a la casta política y populismo como recetas para salir de la crisis. Otra cosa es que esté de acuerdo con sus planteamientos. Y el mejor escenario posible para implantar un partido nuevo son unas elecciones europeas donde la abstención es superior al 50% y se necesitan menos votos para obtener un buen resultado. En épocas de crisis el populismo encuentra su mejor oportunidad para intentar conseguir el poder.

No se trata de criminalizar a Pablo Iglesias y sus votantes. Ni mucho menos. Se trata de debatir y discrepar de por qué creo que sus ideas y planteamientos son totalmente equivocados para mejorar nuestra situación social y económica. En lo qué si estoy de acuerdo es en la crítica a la casta política que tenemos. Y a la qué se ha votado en numerosas ocasiones. Solo por poner un ejemplo: a pesar de lo que ha llovido en materia de corrupción en Valencia y Andalucía( Gurtel y caso de los ERES, tanto PP como PSOE han ganado holgadamente en estas Comunidades aunque perdiendo muchos votos. El éxito de Podemos no es único en estas elecciones. El populismo y el discurso antisistema ha obtenido importantes réditos electorales. Lo llamativo es que mientras este descontento se ha materializado en el resto de Europa en importantes subidas de la extrema derecha, en España ha sido la extrema izquierda la principal beneficiada. Una diferencia que no es tal. Ya hemos hablado aquí en este blog anteriormente de que siendo, en apariencia, ideologías opuestas, en realidad no lo son. Si leemos sus recetas y sus programas veremos que son mayoría sus puntos de acuerdo. Dos ideologías y un mismo fin.

El programa con el que Podemos se ha presentado a las Elecciones Europeas es un resumen de las ideas clásicas de la izquierda, y de la derecha, en materia económica. Más intervencionismo y menos libertad económica que solo tiene una salida. Más pobreza. Y no es una opinión. Es un hecho demostrado a lo largo de la historia. Y extraña que no conozcan la vieja afirmación de Marx de que la historia se repite dos veces, la primera como tragedia, y la segunda como farsa. Estos movimientos populistas buscan derrotar a la casta política otorgándole más poder al Estado, es decir, a los políticos que lo gestionan. Una paradoja difícil de explicar. Básicamente, porque no tiene explicación.

El papel del Estado en la economía. Tanto el Frente Nacional de Le Pen como Podemos en España y Syriza en Grecia, quieren incrementar el control directo del Estado en la economía. En España, Podemos pide: ” recuperación del control público en los sectores estratégicos de la economía: telecomunicaciones, energía, transporte, alimentación, sanitario, mediante la adquisición de una parte de los mismos y que garantice una participación mayoritaria pública en sus consejos de administración”. Intervencionismo y vigilancia de las empresas en estado puro. Y a eso sumamos: ” Creación de una banca pública con gestión democrática a partir de las antigüas cajas de ahorros“. Es decir, no nos gusta la casta política, por eso mismo vamos a darle más poder. Creo que no hay mucho que hablar a estas alturas del fracaso de la gestión pública de las Cajas de Ahorros.

Política económica. Le Pen en Francia. “ Renegociación de los tratados de libre comercio que ponga fin al dogma de la libre competencia que en realidad es la ley de la jungla”. Les suena, supongo. En España, Podemos: ” Revisión sustancial de todos los tratados de libre comercio ya firmados“. Proteccionismo y limitación de la competencia. No por casualidad el modelo de Pablo Iglesias y Podemos es Hugo Chávez y Venezuela. Los extremos e tocan y donde mejor se puede ver est oes en las políticas económicas que quieren implantar. Es como si miramos un espejo.

Euro y Banco Central Europeo. El Frente Nacional francés pide directamente la desaparición del euro para dar mayor poder a los Estados nacionales. Podemos pide que el BCE se supedite a las autoridades políticas. Más de lo mismo. Lo que quieren la extrema derecha en Francia y la extrema izquierda en España es lo mismo. Control efectivo del gasto por los Gobiernos nacionales con el objetivo de que no tengan limitaciones a la hora de gastar dinero para mantener sus privilegios y evitar las restricciones que los mercados( los tan denostados mercados) imponen porque no se fían, con buen criterio, de cómo gastan el dinero nuestros representantes políticos. Lo mismo de antes. Quieren acabar con la casta política dándole más poder a esa misma casta.

Se trata solo de unas pinceladas qué ponen de manifiesto las coincidencias programáticas entre el extremismo de derechas, más propio del norte de Europa, y el de izquierdas, anclado en el sur de Europa. El enemigo para ambos es Merkel y Alemania. Más gasto público que solo puede financiarse con una subida brutal de los impuestos( la realizada por Zapatero y Rajoy sería leve en comparación), control público de importantes sectores de la sociedad, menos libertad individual y demonización de los que no piensan igual. No es de extrañar que el principal caladero de votos del Frente Nacional en Francia provenga de antigüos votantes comunistas y, en parte, socialistas. Se reconocen en las propuestas y en los mensajes.

Anuncios