Chris Horner no correrá la Vuelta 2014 y no podrá defender el título conseguido en la edición de 2013. Su equipo, Lampre, ha decidido apartarlo antes de comenzar la carrera. La razón oficial es que padece una bronquitis que solo puede ser tratada con un producto que contiene cortisona, sustancia dopante. Pero la Unión Ciclista Internacional, UCI, le había concedido el permiso para utilizarlo. La clave está en que el Lampre forma parte de un grupo llamado Movivimiento por un ciclismo creíble con una tolerancia mucho menor que la de la UCI para todo lo que huela a doping o sospecha de dopaje. En el pasado Tour de Utah ya utilizó el medicamento y los controles de su equipo evidenciaron unos valores anómalos en su cuerpo, bajos niveles de cortisol. El ciclista y la UCI entienden que se deben al fármaco utilizado. Su equipo no lo ve así.

Las sospechas sobre Chris Horner son enormes. Cuando el año pasado ganó la Vuelta a España con más de 40 años ya dijimos aquí que era una victoria bajo sospecha. Las grandes vueltas por etapas, 3 semanas de duración, son una carrera de eliminación donde la recuperación física de los esfuerzos es un factor esencial para la victoria y conforme eres más veterano la capacidad de recuperación es mucho menor. Es ley de vida. . Si Chris Horner nunca en su vida ciclista había logrado un podio en una carrera de 3 semanas y ni tan siquiera había terminado nunca entre los 10 primeros, pues la sospecha es muy grande. Los milagros no existen. Y más en un deporte con un amplio historial de engaños y de dopaje. Podría ocurrir lo mismo que con Lance Armstrong que hasta pasados unos años no se pueda demostrar que se dopó. Creo que es lo que le va a ocurrir a Chris Horner.

No lo echaremos de menos. La Vuelta a España cuanta con el mejor cartel en décadas superando a los últimos Giros de Italia y Tours de Francia. Nairo Quintana como gran favorito después de su victoria en el Giro de Italia y siguiendo la estela de Lucho Herrera para ser el seundo colombiano en ganar la Vuelta, Chris Froome tratando de olvidar la temporada decepcionante y la caída del Tour de Francia, un Joaquín Rodríguez recuperado de una temporada llena de caídas y un Alberto Contador que está mucho mejor de lo que dice( su gen competitivo no le permitiría venir a la Vuelta si no estuviera en condiciones). Y Alejandro Valverde que es una incógnita cómo se habrá recuperado, física y anímicamente, del Tour de Francia. Mañana empieza el espectáculo.

Anuncios