90-60 contra Irán para empezar. Faena de aliño para empezar contra una débil pero digna selección iraní. Reservando por precaución a Felipe Reyes e Ibaka, el partido sirvió para refrendar lo visto en los partidos de preparación: Pau Gasol está al máximo nivel. 33 puntos y 8 rebotes que son números intercambiables por los de hace una década perfectamente. Veremos la respuesta en partidos más duros pero las sensaciones son buenas. Juan Carlos Navarro, lo mismo. Se le ve muy fino en los minutos que está en pista después de años de problemas físicos. Una combinación de los dos mejores jugadores de la historia del baloncesto español. Un partido inaugural con aire de amistoso que sirve para ir engrasando la maquinaria ante partidos más difícles.

Pero no son solo ellos dos. La selección española tiene la mejor plantilla de este Mundial y supera en partidos jugados en la NBA a la propia selección de Estados Unidos. Un síntoma evidente de la evolución del baloncesto español.. Tres bases de primer nivel y con perfiles diferentes. Ricky Rubio es el rey del juego a campo abierto. Sergio Rodríguez puede revolucionar por sí solo un partido y Calderón es una garantía de buena dirección auqnue no está todo lo bien que acostumbra. Rudy Fernández y Sergio Llul son el complemento ideal a Navarro. Llul es pura intensidad en un rol diferente al del Real Madrid. Aquí no tiene el protagonismo en ataque que disfruta en su club, pero se adapta muy bien. Y Rudy siempre suma, sobre todo en defensa y rebote. Abrines es la esperanza del futuro y ayer ya disputó sus primeros minutos en la selección después no participar en la preparación por una lesión. Sus triples pueden ayudarnos a desatascar un partido en pocos minutos. Y Claver sigue siendo una incógnita. En defensa se le ve muy bien, en intensidad y rebote, y en ataque se espera mayor decisión. ayer jugó de 4 por las lesiones pero su puesto habitual en este Mundial será el de tres.

Y qué decir del juego interior. Pau y Marc Gasol( un base en un cuerpo de 215 cm), Ibaka y Felipe Reyes. Tres pivtos de primer nivel NBA y el complemento de Felipe Reyes y su capacidad de producir en pocos minutos puntos y rebotes. Solo Brasil se acerca en potencial interior a España. El lunes lo podremos comprobar al enfrentarnos con ellos( seguro que no nos dejaremos ganar como en los Juegos Olímpicos de Londres para evitar a Estados Unidos).

El objetivo, como remarcan los jugadores y Orenga, es llegar a la final y ganarla. El potencial del equipo y su trayectoria en los últimos años no permite decir otra cosa. Pero la imagen de muchos periodistas dando por sentado una final entre España y Estados Unidos antes de comenzar el Mundial es irreal y tramposa. En estos torneos lo importante son los cruces. Clasificarse para ellos es fácil. Superarlos no. Nos ha tocado el grupo más difícil del Mundial lo que es bueno ya que nos puede permitir un primer cruce más asequible además de obligarnos a jugar con intensidad desde la primera fase. Junto a España y Estados Unidos, los principales favoritos son Brasil y Serbia. Argentina creo que ya ha hecho todo lo que podía pero a un partido puede ser un difícil rival para cualquiera, salvo España y Estados Unidos.

Mención especial merece la cobertura, por llamarla de alguna manera, que Mediaset está haciendo del Mundial de Baloncesto 2014 que se celebra en España. Ayer, día de estreno del Mundial, de los 12 partidos, sol oretransmitió uno, el de España, en directo. Y a las 2 de la mañana en diferido, dió el de Estados Unidos( suena a recochineo). Y el resto de los días, poco más. Lamentable Mediaset. En España, el fútbol y la telebasura( el reino de Mediaset) tiene mucho más tirón mediático que el baloncesto. No es algo nuevo. Una empresa privada busca maximizar sus beneficios y la razón de esta triste cobertura es precisamente esa. Mediaset piensa que, con su programación habitual, tendrá más beneficios que si retransmite más partidos de baloncesto. El razonamiento es correcto. La realidad no. La miopía empresarial que genera este pensamiento es fruto, sin duda, de años y años buceando en la miseria humana, en todas sus vertientes, que nubla el juicio sensato. No hace falta que quiten Sálvame de su programación para dar partidos. Tiene más canales. La publicidad que muchas empresas estarían dispuestas a pagar por anunciarse en Mundial que se juega en España sería importante en um momento en que aumenta el consumo privado.  Tantos años revolcándose en la mierda televisiva de los Sálvame, Aquí hay tomate, Belén Esteban, Mercedes Milá, Anne Germain y tantos otros deja secuelas. #ascomediaset

Anuncios