Los niños han ganado. Así se conoce dentro de Izquierda Unida a los candidatos más jóvenes que empiezan a sustituir a la vieja guardia de la formación de izquierdas. Primero fue Alberto Garzón enseñándole la puerta de salida a Cayo Lara y ayer fue Tania Sánchez la que ganó las elecciones primarias de Izquierda Unida a la Comunidad de Madrid venciendo al sector oficialista con un amplio margen, con un 56% de los votos sobre el 35% cosechado por José Antonio Moreno, representante oficialista. En las primarias para el ayuntamiento, victoria también del sector crítico que encabeza Tania Sánchez en la persona de Mauricio Valiente, con un 59%.

El objetivo del sector liderado por Tania Sánchez es la confluencia e integración en una única candidatura con Podemos y otras organizaciones de izquierda a través de las diversas plataformas de Ganemos de cara a las próximas elecciones locales. Pablo Iglesias y Podemos no quieren presentar candidaturas propias para las elecciones municipales para no quemar su imagen de marca y preservarla para las elecciones generales donde pretenden ganar. El punto conflictivo de las primarias de IU Madrid ha sido precisamente este. El sector oficialista ha detectado una gran cantidad de miembros de Podemos que se han inscrito para votar y apoyar al sector de Tania Sánchez ya que en las primarias votan tanto afiliados cómo simpatizantes registrados. Una suerte de OPA hostil de Podemos hacia IU consistente en votar y apoyar a los miembros de IU más proclives a pactar con Podemos.

La campaña ha sido sucia con dos sectores fuertemente enfrentados. El sector oficialista ha impugnado a muchos simpatizantes por la sospecha de ser miembros encubiertos de Podemos y desde el sector de Tania Sánchez se ha vinculado el surgimiento de las informaciones relativas a sus escándalos en el Ayuntamiento de Rivas-Vaciamadrid( y los jugosos contratos a su hermano) a su previsible victoria y ha visto la mano de sus rivales en IU detrás de estas informaciones. Lo más probable es que esté en lo cierto pero no es eso lo importante. Lo fundamental es si lo que se ha publicado es verdad o no. Si lo es, hay que tener mucho rostro para seguir acudiendo a tertulias de televisión a denunciar escándalos y corruptelas. De los demás, claro. De los suyos, ni pío. La situación interna de IU Madrid a partir de las primarias es de guerra interna y de bicefalia. A un lado, el sector oficialista que controla las instituciones y al otro lado Tania Sánchez y los suyos que tomarán el mando de la organización de cara a las próximas elecciones. Hay que estar atentos a la posible convocatoria de una Asamblea extraordinaria para tomar el control total de la organización gracias al impulso de las primarias.

La victoria de Tania Sánchez y se ha cobrado su primera víctima política. Hace escasos minutos ha dimitido Eddy Sánchez, coordinador general de Izquierda Unida Madrid. La razón de la dimisión es la aplastante derrota de los candidatos de su sector aunque Eddy ha remarcado que tenía tomada la decisión antes de las primarias. Se abre ahora un período de incertidumbre en el que Tania Sánchez tratará de hacerse con el poder en la organización.

Una confluencia que afecta a todos los partidos pero, principlamente, a dos. Por un lado, a la propia Izquierda Unida que ya se encuentra en una posición testimonial en todas las encuestas( al nivel de sus peores resultados) y que busca su particular salvavidas en agarrarse a la estela de Podemos tratando de influir a través de Ganemos: una clásica táctica de infiltración. Y por otro lado afecta al PSOE que calcula que un tercio de los votos de Podemos procede de sus filas. En el PP también rasca, en menor medida, Podemos. Pero el principal enemigo del PP es la abstención.

Anuncios