Si han empezado el año con las desastrosas campanadas de Canal Sur para dar la bienvenida a 2015 no se preocupen. El año 2015 empezará igual que terminó el anterior para la cadena andaluza: propaganda política, mediocridad y la difusión de todos los clichés que nos dan mala fama. Folclorismo, el humor más estúpido y autocomplaciente. Todo ello unido a al sectarismo político y manipulación de una comunidad que lleva más de 30 años gobernada por el mismo partido político sin interrupción y con dos Presidentes autonómicos, Manuel Chaves y José Antonio Griñán, manchados por la lacra de la corrupción en el escándalo de los ERES y el fraude en la concesión de subvenciones. Eso sí, siguen confortablemente instalados en el Congreso de los Diputados uno y en el Senado otro. Tontos no son desde luego.

Si no han tenido la oportunidad de contemplar la cagada de Canal Sur en las campanadas de Fin de Año, aquí la tienen. Si han tenido suerte de seguirla por otra cadena, pueden regodearse con la incompetencia de la cadena pública de todos las andaluces( más que la cadena, de todos los andaluces es su deuda).

Si lo ven de otra manera, la emisión de publicidad durante las campanadas( solo se vio la primera y las dos últimas) de Fin de Año es normal. El agujero de las cuentas públicas debido a diversos fraudes( ERES,  subvenciones y cursos de formación, principalmente) hace obligatorio buscar dinero hasta debajo de las piedras y sabemos que el último anuncio y el primero del año dejan unos importantes beneficios. Lo que nadie había ensayado hasta ahora es la emisión de publicidad durante las campanadas. Un logro más de nuestra Administración y de Canal Sur para mirar al futuro con optimismo.

Tampoco es que se pueda esperar mucho más de Canal Sur. Un miembro del Consejo de Administración de RTVE, Miguel Ángel Vázquez, es ahora el portavoz del Gobierno andaluz. Un caso evidente de donde reside el poder a la hora de trabajar en Canal Sur. Y el sucesor es el apparatchik Joaquín Durán, aquí otro amigo del Gobierno andaluz. El discurso de Fin de Año de Susana Díaz, el año pasado desde el patio de los Leones de la Alhambra y este año desde la alcazaba de Almería, no ha sufrido ningún percance técnico, más allá de su oratoria. Las cosas claras, no?

Anuncios