Parecía evidente que el ridículo protagonizado por Canal Sur a cuenta de las campanadas interruptus de Fin de Año no iba a quedar en nada. En el día de hoy se ha conocido la dimisión( o destitución camuflada de dimisión) del director de Emisiones y Continuidad de la Radio Televisión Autonómica Andaluza, RTVA, José Luis Pereñíguez, en Canal Sur desde 1989. Es el chivo expiatorio que pagará por el bochornoso espectáculo de la emisión de publicidad durante las campanadas de Fin de Año desde Almería. Además se ha abierto un expediente a tres trabajadores del centro de San Juan de Aznalfarache( Sevilla) señalados cómo responsables de la introducción de dos anuncios en lugar de las 12 campanadas. El subdirector General Joaquín Durán, con una gran relación familiar dentro de Canal Sur, sigue al frente de los mandos de la radio pública de todos los andaluces( dime de lo que presumes y te diré de lo que careces).

En el año 2013 Canal Sur ha ingresado 16 millones de euros de ingresos por publicidad y solamente los gastos de personal de la entidad ascienden a 50 millones de euros anuales( no se cubre ni un tercio). Un gasto de personal que, visto lo ocurrido, no se emplea de la mejor manera posible. Y no es lo peor. El Gobierno andaluz ingresa cada año una cantidad enorme de dinero para sufragar los gastos y deuda de la RTVA( en 2014, 95 millones de euros,en 2013: 138 millones, y los años anteriores por encima de los 100). ¿ De donde sale el dinero para compensar este desfase?. De los ciudadanos residentes en Andalucía vía impuestos. Una cadena con una evidente relación política con el poder andaluz. El primer director de RTVA se llamaba Salvador Domínguez, antes de serlo fue gobernador civil de Cádiz con el PSOE. Le sucedió Manuel Melero, delegado de Gobernación en Málaga y Presidente de la Diputación de Córdoba con el PSOE.

Y todo para tener una programación mediocre, llena de tópicos, lugares comunes y alejada de la realidad que lo único que busca es tener entretenidos a los espectadores y evitar que la gente piense cómo se encuentra la Comunidad después de más de 30 años de Gobierno ininterrumpido del PSOE andaluz. El mismo partido que pone de ejemplo a la Junta de Andalucía de cómo gestionan ellos los momentos de crisis económica, todo sensibilidad social, a diferencia del cruel PP( que no ha gobernado nunca Andalucía y que con Juan Manuel Moreno Bonilla al frente tampoco lo conseguirá). Una programación la de Canal Sur cada vez más vinculada al mundo de los mayores y qué se aleja de las capas urbanas de la sociedad más activas, informadas y desarrolladas. Un cambio que se refleja muy claramente en un dato. En 1996, los mayores de 45 años representaban el 48% de la audiencia de Canal Sur. En 2011, eran el 74%.

No quería dejar la ocasión de hacer una mención muy especial al Portavoz, entre otros muchos cargos políticos, del Grupo socialista en el Parlamento de Andalucía, Mario Jiménez. Comprendo que llegar a su posición de poder político sin tener estudios superiores de ningún tipo y sin haber trabajado nunca fuera del mundo de la política debe otorgar una gran sensación de impunidad y de estar por encima del bien y del mal. Tanto para menospreciar a los que no votan a su partido cómo a los que no piensan cómo él. Pero de ahí a echar balones fuera, como en el caso de los ERES y los cursos de formación, diciendo que ha sido un Error y punto en su cuenta de Twitter va un abismo. El mismo que existe entre la decencia y su catadura política. Del que ha sido o es secretario de organización y general del PSOE de Huelva, senador, portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en el Parlamento de andalucía, Vicesecretario General del PSOE de Andalucía, Vicepresidente de Cajasol( sí, de una Caja de Ahorros y no de cualquiera), diputado del Parlamento andaluz, deben esperarse muchas más cosas. Sintaxis aparte.

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios