Día de Andalucía. Día de encuestas. Es tradicional que los medios andaluces publiquen encuestas de intención de voto en la festividad andaluza. Y más a 3 semanas de la celebración de las elecciones autonómicas andaluzas. Ya saben cómo son las encuestas. Tenemos la manía de mentir en muchas cosas y también lo hacemos en los sondeos. Pero es cierto que suelen servir para marcar tendencias y establecer previsiones para las elecciones.

200px-Flag_of_Andalucía.svg

En los diversos sondeos que se publican hoy, hay varias tendencias que se repiten.

Susana Díaz y el PSOE volverán a ganar las elecciones autonómicas y situarse como primera fuerza política. Perdiendo votos y quedándose lejos de la mayoría absoluta pero recuperando el liderazgo después de la derrota ante el PP andaluz y Javier Arenas en 2012. Una derrota que no le impidió gobernar gracias al gobierno en coalición con Izquierda Unida. Hasta que lo rompieron para convocar estas elecciones anticipadas. La intención de Susana Díaz al adelantar las elecciones autonómicas es pillar por sorpresa a Podemos, sin una estructura totalmente consolidada en Andalucía, y poner su victoria encima de la mesa ante un previsible batacazo en las próximas elecciones autonomicas y locales del mes de Mayo. Una forma de reivindicarse como alternativa al liderazgo nacional de Pedro Sánchez.

El PP andaluz de Juan Manuel Moreno Bonilla sufre una caída importante. Después del mazazo de las últimas elecciones autonómicas, ganar pero sin mayoría absoluta, el PP andaluz sigue la misma órbita del PP nacional de Mariano Rajoy: huida de votantes, principalmente hacia la abstención u otras opciones, y sin ninguna opción de formar gobierno. La diferencia entre PSOE y PP varía entre las diversas encuestas. La mínima es establece en 5 puntos. Lo más probable es que aumente un poco.

Podemos irrumpe como tercera fuerza política superando ampliamente a Izquierda Unida. El partido de Pablo Iglesias se presenta a sus primeras elecciones después del éxito de las elecciones europeas y acelera el final de Izquierda Unida como fuerza alternativa de la izquierda del PSOE. Aquí entran en juego las cosas de las encuestas. En unas encuestas Podemos obtiene el 12% de los votos y en otras el 22% pisando los talones al PP. Una diferencia que se traduce en un horquilla de escaños de 12 a 24 diputados. Demasiado amplia. Mi impresión es que quedará en un punto intermedio, alrededor de los 17.

Izquierda Unida sigue la tendencia a la baja y a la insignificancia política a nivel nacional aunque en Andalucía su suelo electoral es mayor. Antonio Maíllo sustituye a Diego Valderas como candidato a la Junta después de que IU quedara como un pardillo al aprobar los Presupuestos de 2015 con el PSOE y a las pocas semansas convocarse las elecciones anticipadas. Maillo es el principal valedor del candidato a la Moncloa Alberto Garzón. Los resultados electorales serán mirados con lupa por sus detractores. La OPA hostil de Podemos a Izquierda Unida, quedándose con sus votos y con sus cuadros, comienza su hoja de ruta electoral.

Ciudadanos sube como la espuma y UPYD se estanca o baja. La irrupción de Ciudadanos como alternativa a nivel nacional se refleja también en Andalucía. En todas las encuestas consigue representación en el Parlamento andaluz. En mayor o menor medida. La apuesta de Albert Rivera de competir a nivel nacional afecta principalmente al PP y a UPYD. El fracaso de las negociaciones entre C`s y UPYD disminuye las expectativas electorales de la formación de Rosa Díez. Y Andalucía puede ser el primer lugar en el que se compruebe. Si en Cataluña la aparición de Ciudadanos hace unos años afectaba especialmente al PSC, por su deriva nacionalista, ahora empieza a morder también en el elctorado popular.

El panorama después de las elecciones del dia 22 de Marzo es muy abierto. La victoria el PSOE y Susana Díaz es clara pero no logrará mayoría absoluta y el más que previsible hundimiento de IU puede hacer que entre ambos partidos no sumen la mayoría absoluta para gobernar. En ese caso, Susana Díaz quedará en manos de Podemos. Precisamente lo que quería evitar al convocar anticipadamente las elecciones. Lo que nadie contempla es un acuerdo entre PSOE y PP.

Más de 30 años gobernando el PSOE en Andalucía. Ni aquí ni en Valencia ni en Madrid ni en Cataluña es bueno que la misma formación política gobierne tanto tiempo de forma ininterrumpida. Así, ocurre lo que ocurre. Corrupción a gran escala.

Anuncios