Archivos para las entradas con etiqueta: chris froome

No pudo ser. El sueño de victoria del romanticismo y la épica representado por el colombiano Nairo Quintana no pudo derrotar a la ciencia y la tecnología moderna cuyo máximo exponente es el equipo Sky y el británico Chris Froome que acaba de ganar su segundo Tour de Francia. Dos maneras opuestas de entender el ciclismo. Nairo Quintana es un escalador clásico que se guía por sus sensaciones y por su dolor de piernas para interpretar el momento adecuado para atacar en montaña mientras que Froome lo fía todo a la teconología representado en su ordenador de a bordo que le marca lo que dice su cuerpo: las pulsaciones, la potencia y los watios que mueve en su esfuerzo para saber cuando puede atacar y cuando toca defender para no explotar.

16156761660_c8c6b0bf35_m

Froome ha ganado el Tour de Francia a Quintana aventajándole en solo 1.12 minutos. Una ventaja pequeña que ha hecho decisiva la diferencia realizada en la segunda etapa con los abanicos y en la que cedió 1.28 minutos al británico. Como indicábamos aquí antes de iniciarse la batalla decisiva de los Alpes, Nairo Quintana terminaría mejor la tercera semana del Tour y conseguiría reducir la ventaja de Froome y ponerle en apuros. La duda era si sería suficiente para derrotarle. No lo fue. A pesar de la exhibición de Froome en la primera etapa de montaña en los Pirineos en los que Froome sacó un minuto a Nairo y un mundo al resto de sus rivales, la diferencia no era definitiva. Algunos teníamos en mente el final del primer Tour ganado por Froome, el de 2013, para saber que los últimos días de montaña se le atragantan al británico. Si en 2013, Nairo le sacó un minuto en Alpe D`huez y le derrotaba en la penúltima etapa, ese precedente servía para imaginar un final de Tour más apretado.

En 2013, Nairo llegaba a las últimas etapas de montaña con una desventaja de más de 5 minutos mientras que en 2015 la diferencia apenas superaba los 3 minutos. Una diferencia importante pero no insalvable. A eso se agarraba su equipo que contaba con la baza de un Alejandro Valverde muy bien situado en la general y con la valentía de dos ganadores de Tour como Nibali y Alberto Contadormuy alejados en la general y que podían dinamitar la carrera desde lejos. Eso guión se cumplió. Los ataques lejanos de Nibali y Contador en las dos últimas etapas de montaña sirvieron para desgastar a Froome y su equipo que se encontró más solo que de costumbre, salvo en la ascensión de Alpe D`huez con un gran Richie Porte y Poels  que le ayudaron a no hundirse ante la desaparición por fatiga de Geraint Thomas.

El Tour de Francia está lleno de subidas y puertos míticos. Pero ninguno supera la leyenda de alpe D`huez. Se subió por primera ve en 1952 con el mito Fausto Coppi venciendo en su cima. Pero causó tanta impresión que no volvió a subirse hasta 25 años después. Desde entonces, apenas falta a la cita. Casi 14 kilómetros de subida con una pendiente media del 8.3% en una ascensión con 21 curvas de herradura. Este era el escenario para la batalla final de Alpe D`huez entre Nairo y Froome en una etapa de apenas 110 kilómetros. Desde la salida con la subida previa a la Croix de Fer, el ritmo fue alto con ataques de Valverde Y Quintana quedejaron solo a Froome y con la sensación de que llegaba mucho más justo de fuerzas que el colombiano. Ya en el rpimer kilómetro de alpe D`huez, Quintana aceleró para distanciar a Froome pero no pudo hacerlo hasta el tercer intento con un ataque intermedio de Valverde, por fin tercero en el podio de París entre lágrimas. Un ataque con el que intentaba reducir la ventaja de 2.38 minutos del británico. Una batalla preciosa. Quitana mirando hacia delante y Froome mirando a su manillar para controlar su desgaste y pidiendo a sus compañeros Poels y Porte un ritmo fácil de seguir y diciendo que no con la cabeza cuando intentaban subir el ritmo. Por momentos parecía a punto de hundirse con esa forma tan peculiar de correr: cabezeando y mirando la pantalla de su ordenador.

Quintana, más clásico, no lleva ordenador en los días de montaña. Ciencia contra sensaciones. Un método distinto para distintas formas de entender el ciclismo. Una subida que fue una especie de contrarreloj en la que Quintana distanció en 1.26 minutos a Froome pero que fue insuficiente para el doble objetivo que tenía antes de la salida: ganar la etapa y ganar a Froome. No consiguió ninguna de las dos. Siempre nos quedará la incógnita de si con un ataque un poco más lejano la previa a la subida de Alpe D`huez, Quintana se habría acercado a su objetivo. Jaleado por los aficionados el colombiano como si fuera un ganador, se quedó cerca con un punto de lamento de la ocasión perdida. A sus 25 años. ha corrido dos veces el Tour de Francia. Las dos ha quedado segundo detrás de Chris Froome. En 2013 a 4.20 minutos y en 2015 a 1.12 minutos. El cerco se estrecha.

Anuncios

Tiene el británico Chris Froome una extraña forma de correr. Con la cabeza casi siempre baja en las etapas de montaña, concentrado al máximo en su marcadores de potencia y pulsómetros para tratar de exprimir al máximo sus condiciones. Por esa razón es tan difícil saber si realmente se encuentra bien o mal. Un misterio para sus rivales que le ven perder la rueda un par de metros del que va delante y soltar luego un latigazo al que nadie es capaz de responder. Es lo que pasó en la primera etapa de montaña de este Tour de Francia. Lo mismo que ocurrió en el Tour que ganó en 2013. Un estilo que desconcierta a sus rivales.

14683160559_52d68db9c8_z

A pesar de esa superioridad mostrada hasta el momento, podemos estar ante un espejismo que se puede esclarecer en las 4 etapas alpinas que nos quedan por delante para acabar este Tour de Francia 2014. Esta edición del Tour de Francia viene marcada por la superioridad, hasta el momento, de Froome y su equipo Sky con dos escuderos de lujo, Richie Porte y Geraint Thomas. Casi todo el mundo da el Tour casi por sentenciado. Pero no es así. Dos rivales de enorme importancia al principio de la carrera se han descolgado cediendo mucho tiempo en la montaña.  Alberto Contador vuelve a pagar el error de intentar ganar en el mismo año Giro y Tour, le viene grande tal empresa, y el italiano Vincenzo Nibali no se encuentra al mismo nivel que en 2014 cuando ganó el Tour con una gran superioridad. O puede que sí pero que se beneficiara de la ausencia de Nairo Quintana, por decisión propia para ganar el Giro, o por las caídas de Froome y Contador.

La principal amenaza para la victoria de Froome viene de parte del colombiano Nairo Quintana. Con la compañía de Alejandro Valverde y el equipo Movistar. Una dupla con la que jugar con los nervios de Froome y el equipo Sky. La victoria de Froome en 2013 vino marcada por un guión similar al de este año. Gran superioridad en la primera etapa de montaña pero con un bajón importante de rendimiento en la tercera semana con las últimas etapas de montaña. Perdió tiempo en la última etapa de montaña y en Alpe D`Huez con Nairo Quintana y Joaquim Rodríguez transmitiendo malas sensaciones y una mala planificación porque antes de no poder aguantar el ritmo de sus compañeros de podio, les atacó. Una mala estrategia que puede reptirse este año porque se empeña en salir a todos los ataques de Alejandro Valverde. Con eso debe jugar Movistar. Lanzar a Valverde por delante lejos de meta para que Froome y el Sky se desgasten y luego rematar con Nairo Quintana, que va a más en cada etapa que pasa y que es el que puede ganar a Froome. Además, este año no hay contrarreloj final con la que Froome pueda aumentar su ventaja.

Contador y Nibali tienen muy difícil ganar. Yo no apostaría por ninguno de ellos. Pero sí pueden convertirse en jueces de la carrera. El ciclista español es muy dado a realizar ataques arriesgados y lejanos, siguiendo su instinto, que pueden dinamitar y poner patas arriba la carrera. Al estilo del ataque a 90 kilómetros de meta en la edición de 2011. No ganó pero nos regaló una etapa bellísima. Junto con Nibali, otro corazón caliente a la hora de atacar, pueden convertirse en los perfectos aliados para intentar destronar a Chris Froome y el equipo Sky. La reválida de Quintana puede pasar por estos dos aliados en la montaña.

4 etapas de alta montaña nos quedan. Apostaré porque Nairo Quintana será capaz de recortar los 3.10 minutos que Froome le lleva de ventaja por sus cualidades de escalador y por tener la mente más fría que el británico a pesar de su juventud. Aunque luego venga Froome y de un zarpazo que nos calle a todos. A su favor cuenta con que ya no tiene que mirar atrás para esperar a Bradley Wiggins.

La Vuelta a media España que comienza hoy en Pamplona supone el regreso a la competición de Alberto Contador tras 6 meses de sanción por su positivo en clembuterol en el Tour 2010. Vuelve en un entorno y con un recorrido ideal para sus características: duros repechos, muchos finales en alto y poca contrarreloj.  Si su estado de forma es óptimo es el principal favorito a la victoria final.

Este año la nómina de participantes augura un mayor espectáculo y se adivina un buen pulso entre Contador y Chris Froome, el africano blanco, en esta ocasión sin mirar atrás para esperar a Wiggins. El recorrido les viene muy bien a los dos, son los principales aspirantes y puede ser el anticipo del próximo Tour de Francia. La organización de la Vuelta apuesta, nuevamente, por un recorrido totalmente diferente a las otras grandes vueltas. Etapas cortas, solamente una supera los 200 km, finales en duros repechos, pocas oportunidades para las llegadas masivas y búsqueda de nuevas llegadas. Al descubrimiento de la Bola del Mundo el penúltimo dia se suma Cuitu Negro, continuación de Pajares, como más destacada.

No hay relax ni tiempo para coger ritmo. Ya en la primera semana tenemos finales en alto y en el final de la segunda semana, en Asturias, están concentradas y seguidas tres etapas de montaña que, posiblemente, decidirán el ganador.

A pesar de los dos grandes aspirantes, Froome y Contador, hay una buena variedad de aspirantes a luchar por el podio y también por las victorias de etapa.

Juanjo Cobo: el ganador de 2011 lleva una campaña muy gris, en el Tour solamente se dejó ver en la última semana y acabó en el puesto 30. Cuenta, a priori, con el mejor equipo, Movistar,  junto con Sky.

Joaquin Rodríguez: segundo en el Giro 2012. Le favorece especialmente el diseño de la  Vuelta. Los repechos duros y cortos junto con las bonificaciones que se reparten al final de etapa le señalan para estar muy arriba. En su contra, la tercera semana se le puede hacer muy larga.

Robert Gesink: gran escalador. Si no se cae y está en buen estado de forma, aspirante claro al podio. En mi opinión es el principal tapado tras los dos grandes aspirantes.

Alejandro Valverde: Vuelve también a la Vuelta después de su sanción. En principio, el lider de equipo es Cobo, pero al igual que Joaquín Rodríguez puede buscar las victorias de etapa y luchar por la general. Gran clase y ganas de revancha le avalan.

Jurgen Van den Broeck: gran Tour de 2012 el suyo. Veremos si ha podido recuperarse. Otro especialista en montaña al acecho del podio.

Atención especial para el joven colombiano del Movistar, Nairo Quintana. Buen escalador al que la ronda española le va a venir muy bien para formarse de cara al futuro.

Empieza en Pamplona con recorrido taurino y vuelve al País Vasco por segundo año consecutivo, gran noticia. Lástima que se olvide a la mitad sur del país en esta edición.

Predicción:

1º Alberto Contador

2º Chris Froome

3º Robert Gesink